BLOG


Mejora tus ventas y concreta más cierres

Aprender a hacer cierres de ventas exitosos no es algo tan sencillo, pero si realmente estás dispuesto(a) a mejorar tu estrategia, pon mucha atención a los consejos que te traemos hoy.

Según algunas estadísticas, no contar con una estrategia fuerte para realizar un cierre de ventas, puede provocar que el 7% de tus proyectos no lleguen a concretarse. Sin embargo, existen ciertos aspectos en los que puedes enfatizar para incrementar tus posibilidades de vender más, pero debes estar consciente de que esto no funciona por arte de magia, ya que es importante que tomes en cuenta tanto a tu público objetivo como el tipo de bien o servicio que ofreces, pues esto te ayudará a determinar las tácticas que mejor se acomoden a tus necesidades.

Asimismo, es importante que, como vendedores, sepamos que lo más importante es concretar el cierre ayudándonos de la seguridad personal y la confianza en las propiedades del producto que ofrecemos, pues al final del día, estos puntos son parte fundamental al momento de concretar una venta, así como los siguientes tips que te compartimos a continuación:

• Prepárate para las negativas

Muchas veces nos resulta difícil aceptar un “no” por respuesta y, generalmente, lo tomamos como una señal de que debemos rendirnos. Sin embargo, en lugar de tomar esto como una indicación para tirar la toalla, debemos tener la capacidad de utilizar nuestros conocimientos en ventas para ser persistentes de la manera adecuada sin que el cliente se sienta fastidiado y nos quedemos sin recursos para convencerlo.

Para lograrlo, debemos tener en cuenta los siguientes factores:

1. Tipo de cliente: Recuerda que no todos somos iguales y por ello existen diferentes tipos de clientes, cada uno tiene personalidad distinta pero características en común que son clave para saber cómo lograr un cierre de acuerdo a sus necesidades.
2. Competencia: Debes conocer quién es la competencia directa de tus bienes o servicios para saber por qué el que ofreces es más competitivo que los demás y cuál es el diferenciador que lo hace único.
3. Convéncete: Todo es cuestión de actitud. Si sabes que lo que estás ofreciendo es un producto de calidad que cubre perfectamente las necesidades de tus clientes, hazlo evidente. Si estás seguro(a) de que es algo que comprarías para ti mismo(a), refléjalo en tu discurso de ventas.

• Conoce a tu cliente

Saber cuáles son las necesidades específicas de tu cliente, indudablemente, te abrirá muchas puertas; pero conocer más allá y entender su contexto es una herramienta indispensable para crear empatía y entender cómo venderle tu producto, pues esto será esencial al momento de realizar las preguntas adecuadas que te ayudarán en tu táctica de ventas.

• Paciencia y dedicación

Ningún vendedor jamás ha logrado cerrar todas sus ventas en el primer acercamiento, sin embargo esto no es motivo para desmotivarte ya que, probablemente, te aproximaste a tus clientes en un momento que no era el más adecuado para realizar la venta. Si este fuese el caso, no te desanimes y vuelve a intentarlo más adelante. Recuerda que un “no” no es motivo suficiente para que dejes todo por la paz, dale seguimiento a tus contactos y busca la oportunidad correcta para intentarlo de nuevo. Eso sí, no lo fastidies para que salga corriendo, sé perspicaz y analiza la situación para saber si es factible o no realizar la venta.


Realizar una labor de ventas exitosa no solo depende de que el cliente decida comprar tus bienes o servicios, sino de la actitud que imprimas en cada contacto, ya que tú eres el único responsable de tus sentimientos de motivación y frustración que sientas al momento de acercarte a tus clientes potenciales.

Es importante que siempre tengas en mente que la estrategia que realices se verá reflejada en las respuestas que recibes, por lo que si cierta técnica no está resultando, tómate algunos segundos para replantear el método que emplearás dependiendo del tipo de cliente a quien le estás ofreciendo tus bienes o servicios.

Tags :

« Go back to the previous page